La enfermera cooperante, María García Llano, inicia en Haití la nueva fase de los trabajos de capacitación en autocuidado

  • 22/11/16
img

Se integra en la línea estratégica de cooperación del Colegio y se está desarrollando en las comunidades de Anse-a-Pitres, Haití” con la colaboración de Aytitimoun Yo (AYMY,) una organización con larga experiencia en terreno

Desde el pasado día 10 de noviembre se encuentra en Haití María García Llano, enfermera cooperante, que forma parte del grupo de trabajo integrado en la línea estratégica de cooperación nacional e Internacional del Colegio de Enfermería de Cantabria. Según nos ha contado María García Llano, “nos encontramos adaptándonos a la dureza de esta realidad e implantando el horario ya establecido para todas las formaciones programadas en el proyecto de capacitación en autocuidado a través de la Educación para la Salud. Las primeras acciones van encaminadas a la desparasitación, talla y peso de la población”.

Las circunstancias extraordinarias derivadas del paso por el país del huracán Matthew, motivan, aún más si cabe, la presencia de la cooperante en la población de Anse-a Pitres, donde desarrollan su proyecto solidario. Según refiere María García Llano, “la zona no ha sido de las más afectadas aunque las fuertes lluvias han producido destrozos, sobre todo, a las familias que aún quedan en los campos de desplazados y al deprimido barrio de la Saline, cuyos habitantes se han visto también influenciados en su modo de vida, la pesca”. En este sentido, hay que hacer especial hincapié en el aumento de casos de cólera que, aún siendo una enfermedad endémica, se ha elevado considerablemente a consecuencia de la devastación.  Además, este año y debido a las circunstancias especiales provocadas por el huracán se ha ampliado el programa con un proyecto de ayuda humanitaria para la prevención del cólera subvencionado por el Colegio de Enfermería de Cantabria.

En concreto, el objetivo principal del proyecto es la formación, a través de diferentes talleres, a las personas que viven en el campo de desplazados de Fond Jannette, a los educadores del Orfanato AYMY, a los niños del orfanato, a los maestros de la escuela y a las madres y padres de los alumnos, consiguiendo de esta manera un gran impacto en el conjunto de la sociedad de Anse-a-Pitres.

La presencia de la cooperante cántabra se alargará hasta finales de diciembre para desarrollar todos los proyectos de formación para la capacitación en el autocuidado de la población afectada, programados desde el Colegio de Enfermería de Cantabria.

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas