728 x 90

Los profesionales sanitarios cántabros sufrieron 108 agresiones el pasado año de las que 33 fueron a enfermeras

  • 16/03/16
img

Los Colegios de Enfermería y Médicos y el Gobierno de Cantabria han dado los datos en una rueda de prensa que conmemora el Día Nacional contra las Agresiones a Profesionales Sanitarios. El Colegio de Enfermería de Cantabria ha registrado el año pasado 6 casos de agresiones a enfermeras pero han sido casi 33 los enfermeros agredidos en 2015 porque sólo los casos graves llegan a las instituciones colegiales. Entre todos los profesionales sanitarios el Servicio Cántabro de Salud se han registrado108 agresiones, casi nueve de cada diez de estos episodios violentos fueron insultos o amenazas y la mayoría de los incidentes estuvo motivado por un desacuerdo en la atención al paciente.

Estos datos se han anunciado hoy en una rueda de prensa organizada entre el Colegio de Enfermería, el de Médicos y la Consejería cántabra de Salud, tres instituciones que han manifestado su “tolerancia 0” a las agresiones en el ámbito sanitario y han solicitado algunas medidas para conseguir que se registren todos los episodios de agresiones, como en el caso de Rocío Cardeñoso , presidenta en funciones de los enfermeros colegiados, que ha apostado por desarrollar una normativa específica que proteja a los profesionales de este tipo de conductas sin que sea necesario acudir al ordenamiento penal o esperar que ocurra una agresión grave.

Rocío Cardeñoso también ha explicado que el Colegio de Enfermería, durante el año 2015, ha registrado 6 casos de agresiones, de los que 4 sólo dejaron notificación para que constara, y los otros 2 fueron consultados con la asesoría jurídica para valorar la denuncia correspondiente. Por otra parte, de las 6 agresiones, 4 fueron en atención primaria .

Cardeñoso añadió que “respecto a años anteriores, la tendencia es a la baja, el año 2015 fueron 8, y el 2104, 12. Sin embargo, aunque estos datos llevan una tendencia descendente, tenemos que estar alerta de lo que ocurre, ya que los profesionales siguen sin poner de manifiesto las agresiones que no sólo son físicas, como insultos, coacciones o amenazas, como refleja el estudio del Consejo General de Enfermería, elaborado en abril de 2014, que indica que un 33 por ciento de los enfermeros españoles ha sufrido una agresión en los últimos doce meses. Del total, un 29,30 por ciento fueron verbales y un 3,7 por ciento físicas, suponiendo este último dato la cifra de 2.928 enfermeros agredidos”.

Del centenar de casos registrados por el Servicio Cántabro de Salud, 44 estuvieron relacionados con médicos, y 33 con enfermeras, aunque las agresiones afectaron a casi todas las categorías profesionales. Las agresiones son más frecuentes en atención primaria, donde se concentran más de la mitad de los casos (55%), que en la hospitalaria, y más habituales también en horario de consulta que en el de urgencias.

En cuanto a los perfiles, el agresor suele ser un hombre y la agredida una mujer, según ha apuntado la directora general de Ordenación y Atención sanitaria de la Consejería de Sanidad, María Antonia Mora, que también ha estado acompañada por el vicepresente y por la secretraria del Colegio de Médicos de Cantabria, Javier Hernández de Sande y María Ángeles Herrera, respectivamente.