728 x 90

La Consejería de Educación apoya al Colegio de Enfermería en sus proyectos de cooperación y de Enfermería Escolar

  • 25/01/16
img

Rocío Cardeñoso y varias enfermeras cooperantes se han reunido esta mañana con el titular cánrabro de Educación,  Ramón Ruiz, y con el director general de Juventud, Jorge Gutiérrez

Varias  enfermeras colegiadas en Cantabria  realizan un proyecto de cooperación para mejorar las condiciones de vida de la población de Anse-a Pitres, en Haití, gracias a la Dirección General de Juventud y al Colegio de Enfermería de Cantabria que financian  esta iniciativa basada en la educación para la salud. Ambas instituciones se han reunido esta mañana    con las jóvenes enfermeras para  agradecer su trabajo humanitario en un encuentro en el que la Consjería de Educación ha mostrado su apoyo absoluto a este y a otros proyectos del Colegio enfermero, como el de Enfermería Escolar que ya cuenta con dos años de experiencias piloto en la región.  

 

En la reunión Ramón Ruiz ha elogiado la labor de las enfermeras cooperantes  y ha manifestado su intención de  incrementar la ayuda, consolidar la estructura de apoyo y buscar la extensión de talleres en el futuro, una  filosofía  en línea con los objetivos de desarrollo sostenible de la Consjería, entre ellos el de garantizar una  educación en salud y mejorar la calidad de vida general.

 

La cooperación de la Consejería con Haití se realiza a través del Colegio de Enfermería y  de la asociación ‘Aytimoun Yo’ (www.aymy.org),  creada por una joven cántabra  hace una década  para  ayudar a niños  que reciben gratuitamente formación  y comida.

 

Brote de cólera

 

La presidenta del Colegio de Enfermería ha explicado que las enfermeras voluntarias forman a los educadores del orfanato,  a las madres y a los niños en autocuidados, como primeros auxilios, embarazos o enfermedades diarreicas como el cólera. Precisamente,  durante el tiempo de estancia en Haití de las dos primeras enfermeras cántabras han tenido que hacer frente a un brote imprevisto de esta enfermedad, demostrando la eficacia de los cuidados preventivos y paliativos.

 

Ramón Ruiz ha elogiado la profesionalidad y prestigio del personal de enfermería de Cantabria que está demostrando una gran sensibilidad hacia los que peor lo están pasando. El consejero de Educación, Cultura y Deporte ha puesto de manifiesto su voluntad de incrementar la ayuda actual del Gobierno de Cantabria.

 

Dos enfermeras cada mes

 

La Dirección General de Juventud, cuyo titular es Jorge Gutiérrez, sufraga con 3.000 euros parte de los billetes de avión para que dos enfermeras cántabras formen durante un mes a niños, jóvenes, y personal sanitario en la mejora de los autocuidados de salud. Durante el mes de noviembre se trasladaron a Haití las dos primeras enfermeras,  coincidiendo con el aniversario del terremoto que asoló el país caribeño en 2010. El próximo jueves serán otras dos jóvenes las que viajen a ese destino, y así sucesivamente con una periodicidad mensual durante todo el 2016.

 

La presidenta del Colegio de Enfermeras, Roció Cardeñoso, ha mostrado su interés en buscar una alternativa a los niños que crecen en el orfanato y no tienen expectativas de formación al alcanzar la mayoría de edad. La acción humanitaria de las enfermeras cántabras alcanza también al campo de desplazados, donde medio millar de personas, 350 de ellos niños, reciben atención y autocuidados.