728 x 90

Rocío Carceñoso: "Con el nuevo Decreto no sabemos cómo tenemos que proceder para la aplicación de los protocolos y guías de práctica clínica"

  • 28/10/15
img

El futuro marco normativo puede hacer incurrir en ilegalidades en el desarrollo de la profesión enfermera. En el mismo sentido se ha pronunciado los integrantes de la Junta Directiva del Consejo tras su reunión con representantes políticos

La presidenta del Colegio de Enfermería de Cantabria, junto con los miembros de su actual Junta de Gobierno, ha expresado su profundo malestar por los términos y las condiciones en los que se ha aprobado el Real Decreto de Indicación, Uso y Autorización de Dispensación de Medicamentos por parte de la enfermería. En este mismo sentido se ha pronunciado la cúpula directiva del Consejo General de Enfermería, quien a través de su presidente, Máximo González, ha asegurado que “los cambios introducidos que “atan de pies y manos a los profesionales de enfermería y van a derivar en la paralización del sistema sanitario”.

Por su parte,  Rocío Cardeñoso en declaraciones a El Diario Montañés ha explicado que “las consecuencias de ese cambio en la redacción del texto, que ya está siendo analizado desde el punto de vista jurídico, se traduce en que no se puede continuar con los protocolos y guías de práctica clínica que se estaban siguiendo, puesto que ahora ya hay un Real Decreto que entrará en vigor de forma inminente, en el que se especifica que cada paciente necesitará un diagnóstico y una prescripción individualizada de su médico para que la enfermera pueda intervenir”. Es por todo ello, por lo que se solicitará a los responsables de la Consejería de Sanidad una reunión para “definir cómo tenemos que actuar porque el problema no lo tenemos nosotras ni tampoco los ciudadanos, sino el sistema que se tiene que adaptar a esta adecuación”.

 

En parecidos términos se han pronunciado los integrantes de la Mesa de la Profesión Enfermera, constituida por el CGE y el Satse quienes además pueden plantear una huelga de competencias que en la práctica podría suponer la paralización de la campaña contra la gripe. La responsable socialista en materia de Sanidad, Sánchez Rubio, asegura que “no debemos olvidar que está pendiente la trasposición de una normativa europea en esta materia que reconoce la capacidad de diagnóstico de los enfermeros”. Como consejera de Salud de Andalucía, Sánchez Rubio conoce bien el funcionamiento de la indicación de medicamentos por parte de la enfermería, puesto que esa comunidad es la única que ya legisló en esta materia. “No sólo no es un problema, sino que se ha revelado como un instrumento importante de trabajo, tanto en Atención Primaria como en los hospitales. No sólo no ha dado lugar a enfrentamiento sino a total acuerdo entre médicos y enfermeras y ha dotado de garantías jurídicas a estos últimos profesionales que ya vienen indicando medicamentos”.

A la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, Rocío Cardeñoso, presidenta del Colegio de Enfermería de Cantabria, quiere expresar su profundo malestar por los términos en los que ha salido adelante este Real Decreto después de más de seis años de reuniones y entrevistas para conseguir un desarrollo normativo acorde a la práctica enfermera actual que al final no se ha conseguido.