El Colegio de Enfermeria de Cantabria celebra una jornada para profundizar en los últimos avances para el cuidado de las úlceras venosas, problema que afecta a mas del 2,5 % de la población

  • 09/05/13
img

Los enfermeros cántabros discutirán con expertos nacionales sobre los nuevos cuidados que apuntan a la terapia compresiva como clave fundamental para conseguir la curación 

Los enfermeros cántabros discutirán con expertos nacionales sobre los nuevos cuidados que apuntan a la terapia compresiva como clave fundamental para conseguir la curación 

Actualizar los conocimientos de los profesionales de Atención Primaria sobre Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), causante de las úlceras y heridas crónicas, es el objetivo de la  jornada organizada por el Colegio de Enfermería de Cantabria,  en colaboración con los laboratorios Cinfa,   que se celebrará mañana a partir de  las 18 horas.  Un  encuentro práctico   que explicará  el correcto abordaje terapéutico a través de  la prevención y  el tratamiento con soporte elástico, y  que contará con los cirujanos vasculares Rodrigo Rial y Victoria Arcediano.

El programa  de la Jornada tratará tres temas específicos  titulados “Actualización en la fisiopatología y terapia de la IVC”;   “Prevención y tratamiento de la IVC mediante terapia compresiva: actualización en tipos de soporte elástico” y  “Terapia compresiva: medias, cómo y cuándo realizar una correcta recomendación”;  cuidados que necesitan más de 240.000 pacientes españoles y que  son   una de las  preocupaciones más importantes de los profesionales de enfermería. .

Las úlceras venosas , dentro de las heridas crónicas, son  las que exigen un especial cuidado  porque representan el 69 por ciento  de las úlceras de pierna en España, con un tiempo medio de curación de 12 meses, y   constituyen un grave problema de salud con una elevada incidencia y prevalencia en la población,   con   importantes repercusiones socio-económicas y sanitarias  que  alteran   la calidad de vida del paciente,  por lo que requieren  abordar su atención desde una perspectiva integral,  que contemple la prevención y los factores de riesgo. 

Por lo tanto,  es necesario  individualizar los cuidados para cada paciente y  adaptarlos  a sus  necesidades,    e invertir en investigación enfermera, en  formación continuada y  en prácticas de consenso que se plasmen  en guías de  práctica clínica. Sólo así se podrán disminuir los problemas que ocasionan estas lesiones en  la salud de los individuos y en  su calidad de vida (tensión emocional y económica al paciente y a la familia, además de absentismo laboral).

Los tratamientos y cuidados asociados a las úlceras son muy prolongados, con un tiempo medio de curación de mas de un año, por lo que  requieren que su abordaje sea integral e individualizado.

No existen ni formulas mágicas ni curas perfectas, la clave está en hacer una valoración global de la personas, adaptando su dieta, cuidados de la piel, actividad física y pauta de cura a sus necesidades. 

Las ultimas investigaciones señalan como factores claves para el tratamiento de las úlceras  tanto su   prevención,  como su  curación con  terapias compresivas,  bien a través del vendaje multicapa  o de las medias de compresión.

 

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas