728 x 90

El Colegio de Enfermería de Cantabria pone en marcha una campaña contra la hipertensión arterial con motivo del Día Mundial de la Salud

  • 05/04/13
img

Uno de cada 3 cántabros padece hipertensión y su correctos cuidados son claves para la prevención de infartos y accidentes cerebro vasculares

NOTA DE PRENSA 

El Colegio de Enfermería de Cantabria pone en marcha una campaña contra la hipertensión  arterial con motivo del Día Mundial de la Salud 

Uno de cada 3 cántabros padece hipertensión  y su correctos cuidados son claves para la prevención de infartos y accidentes cerebro vasculares

El control de la tensión, los hábitos de vida saludables o el diagnóstico precoz de la hipertensión  pueden evitar  infartos y accidentes vasculares, una de las primeras causas de mortalidad en Cantabria y en el mundo.  Concienciar a la población  sobre esta realidad  y educarla en los cuidados para la salud son los objetivos del Colegio de Enfermería de Cantabria que, a través de su Fundación, ha puesto en marcha una campaña para luchar contra la hipertensión arterial coincidiendo con el Día Mundial de la Salud, que la OMS celebra este domingo con el objetivo de prevenir la HTA.    

El Colegio de Enfermería   informa de que  el 28,7 por ciento de los cántabros -casi uno de cada tres-  padece hipertensión arterial (HTA), un porcentaje que aumenta en los mayores de 60 años,  de los que el  63,7 por ciento sufre esta patología. Además, una de cada tres personas hipertensas no está diagnosticada, una de cada dos no recibe tratamiento antihipertensivo,  y sólo una de cada cinco tiene controladas sus cifras de presión arterial.

Por otro lado, la obesidad es un importante factor predictor de la hipertensión ya que el 52 por ciento  de los individuos obesos la padecen,  mientras que sólo se presenta en el 11 por ciento de los que tienen un  peso normal.

Y si comparamos los datos de Cantabria con los de otras comunidades españolas,  se corresponden con  la media nacional y han mejorado con respecto a hace una década tanto en detección,  como en tratamiento y control. Sin embargo,  estamos  muy lejos de llegar al 16 por ciento  que  propone  el US Departement of Health and Human Services en su informe para el año 2010  como objetivo ideal de porcentajes de hipertensión.

Estos datos dejan claro que Cantabria necesita mejorar las estrategias para la prevención de la hipertensión y  para conseguirlo  son claves el desarrollo de  screening poblacionales para su detección precoz,  y de programas que favorezcan  la promoción de la salud como objetivo fundamental.   Y en  pacientes ya diagnosticados es fundamental  el seguimiento en la consulta de enfermería porque  presentan mejor control de su enfermedad y un nivel más alto de adherencia al tratamiento.

En conclusión, la hipertensión se puede prevenir y tratar. Los últimos estudios revelan que modificar los estilos de vida es fundamental para su prevención y control y que   el riesgo de padecer hipertensión se puede reducir:

  • disminuyendo la ingestión de sal
  • siguiendo una dieta equilibrada
  • evitando el uso nocivo de alcohol
  • haciendo ejercicio con regularidad
  • manteniendo un peso saludable
  • evitando el consumo de tabaco

Todo esto demuestra la necesidad del desarrollo de campañas de concienciación ciudadana para el control de la hipertensión, como la que  los enfermeros han puesto en marcha.