728 x 90

ENFERMEROS, MÉDICOS DE AP Y FARMACEUTICOS SON ESENCIALES PARA UN AUTOCUIDADO RESPONSABLE.

  • 14/09/11
img

La información a los ciudadanos es la clave del éxito en el autocuidado de la salud
Los presidentes nacionales de enfermeros, médicos y farmacéuticos han participado en un curso de la UIMP en Santander
 
Si algo tienen claro los profesionales sanitarios, la industria farmacéutica, las asociaciones de pacientes y la Administración, es que hay que fomentar el autocuidado de la salud a todos los niveles y así lo han expresado todos en el curso celebrado la pasada semana en la UIMP titulado ‘Autocuidado de la salud: derecho y deber del ciudadano’ organizado por el Instituto de Formación Cofares y la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp). Un fomento que pasa por una mayor formación de los pacientes en todo lo referido a su salud, así como por una estrecha colaboración entre los diferentes agentes sanitarios.
Uno de los participantes en el curso fue Máximo González Jurado, Presidente del Consejo General de Enfermería, que destacó que el autocuidado y su promoción es algo inherente y "obligatorio" en la profesión enfermera. "Forma parte de la formación de la enfermería desde hace 40 años", dijo y aseguró que el autocuidado es "una  forma extraordinaria de sostener" el Sistema Nacional de Salud. Por ello, reclamó la necesidad de promover el autocuidado, así como de aportar al ciudadano "información suficiente e independiente" que permita reducir la dependencia de la medicalización".
Por su parte, el Presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, reclamó que los médicos deben tener "información suficiente de los medicamentos que se adquieren al margen de la prescripción", y se mostró partidario de "permitir que la farmacia entre en los registros de medicamentos de la historia clínica", cuestión en la que aseguró OMC y el Consejo General de Farmacéuticos coinciden plenamente.
El Director general de Farmacia, Alfonso Jiménez, indicó que el autocuidado “debe impregnar el conjunto de las políticas sociales" y aseguro que debe elaborarse una estrategia global que implique al mundo educativo, laboral y sanitario". Además, explicó que es imprescindible involucrar a todos los niveles asistenciales, especialmente a la atención primaria y la enfermería. Del mismo modo, consideró "imprescindible una participación activa de los farmacéuticos", cuya colaboración es "fundamental".