Vitamina D: La vitamina del Sol en época de confinamiento

  • 03/04/20
img

El Colegio de Enfermería de Cantabria hace un decálogo de consejos para consumir esta vitamina durante la época de aislamiento

La vitamina D ha sido ampliamente analizada en los últimos estudios porque además de su importante función en la absorción y metabolismo del calcio en la prevención de la osteoporosis, se ha demostrado que es fundamental para regular nuestro sistema inmunológico, tener niveles óptimos de vit D actúa como factor protector frente a las infecciones, especialmente del aparato respiratorio.
 
Podemos considerar a la vitamina D, la “superjefa” de nuestro sistema inmune, haciendo que funcione ordenadamente y por tanto sea más eficaz. Sin duda, la Vitamina D es indispensable en cualquier enfermedad infecciosa de cualquier tipo, enfermedad autoinmune y pacientes inmunodeprimidos. 

Recientemente investigadores de Geriatría e Histología de la Universidad de Turín (Italia) han realizados varios estudios que evidencian que la mayoría de los afectados por covid tenían déficit de vit D, y en las resinas portadoras ha sido una buena herramienta para combatir los síntomas del virus que ha puesto en jaque al planeta Tierra. Los resultados obtenidos evidenciaron que aquellos que se encontraban hospitalizados tenían una gran deficiencia de vitamina D.

Aunque estos datos no son concluyentes y habrá que verificarlos con mas estudios, la evidencia lo que si nos dice es su importancia para la prevención de osteoporosis e inmunomodulacion. 

Los datos en España, reflejan un déficit  de Vit D especialmente en las personas que viven en las Comunidades Autónomas de la mitad norte del país, y, cuanto mas al norte mas déficit, dado que se necesita una verticalidad de los rayos del sol para la activación de la vit D. En comunidades como cantabria solo se consigue esta influencia solar en los meses de verano. De hecho, en países como Alemania, o países nórdicos a la población se suplementa de forma continua dicha vitamina por indicación de las autoridades sanitarias.

Varios estudios poblacionales indican que en nuestro medio existe una frecuencia elevada de personas con déficit de Vit D, dado que, a pesar de encontrarse en algunos alimentos, la influencia de los rayos solares son indispensables para sus síntesis y activación.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, si además le añadimos que estamos terminando el invierno y el confinamiento que estamos viviendo, las enfermeras hemos desarrollado un decálogo para mantener y aumentar la Vitamina D de una manera saludable y natural en unos niveles saludables:

–La exposición a la luz solar es muy importante. Aunque no tengas un espacio abierto en tu casa, como una terraza o un jardín, abre las ventanas y ponte a la luz del sol durante 20 minutos todos los días.  

–Es necesario que el sol nos de en una 40 % de la superficie corporal, y no tener protección solar, al menos 20 minutos.
 
–Ingiere alimentos ricos en Vitamina D, entre ellos están los huevos, el pescado azul, los langostinos, el pollo, la ternera, el queso curado, la leche o la mantequilla.  
 
–Si eres vegano también tienes alimentos con esta “supervitamina” aunque en menor proporción, algunos de ellos son el aguacate, las algas, los champiñones o el germen de trigo. 
 
–También puedes optar por el alimento que más vitamina D tiene:  es el aceite de hígado de bacalao (10.000 UI por cada 100 ml) que se puede comprar en frascos en herboristerías y añadir unas gotas para aderezar las salsas de los guisos de pescado o las ensaladas. 
 
–Bajo la recomendación de profesionales sanitarios, y en aquellas personas que tengan los niveles por debajo de los limites adecuados, pueden optar por un suplemento para aportar Vitamina D. Procura que sea natural y elegir el formato que más te guste para consumirlo, hay gotas, cápsulas, etc.  
 
–La edad es importante para calcular la proporción de Vitamina D que debes consumir. Las personas mayores deben tomar el doble que los menores de 15 años, así, las dosis diarias mínimas (UI/día) recomendadas son: por debajo de 15 años, 400; hasta los 70 años 600; y por encima de 70 años, 800.  La dosis dependerá de conseguir los niveles óptimos en sangre de dicha vitamina.
 
–Durante esta etapa de aislamiento y para ayudar a combatir el coronavirus hay que aumentar estas dosis en todas las edades. 
 
–Por ejemplo, con cien gramos de anchoas, un par de huevos y un vaso de leche ya tienen la dosis diaria necesaria durante estos días. 
 
–Y aunque hay que reforzar la ingesta de alimentos con Vitamina D tampoco hay que sobrepasar la cantidad recomendad porque podría haber problemas para la salud, sobre todo en personas con obesidad.

Las pautas de alimentación y las dosis indicadas anteriormente son adecuadas y totalmente seguras para todas las personas. 

Por tanto, es importante que comience a fortalecer su sistema inmunitario tomando suplementos de vitamina D y mejorando la alimentación con las pautas recomendadas.

 

Puede consultar la bibliografía en el siguiente PDF:

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas