728 x 90

La Junta Directiva del Colegio de Enfermería de Cantabria celebra la creación de la Dirección General de Cuidados en Castilla la Mancha y emplaza a la nueva Consejería de Sanidad cántabra a que se plantee crear este nuevo departamento

  • 22/07/19
img

La nueva Dirección General aporta a pacientes y profesionales mayores cotas de calidad, excelencia y eficacia en la asistencia sanitaria

Castilla-La Mancha estrena esta legislatura la  Dirección General de Cuidados y Calidad que indica la apuesta firme del gobierno de esta Comunidad Autónoma por el colectivo  enfermero. La decisión ha sido aplaudida por el presidente del Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla-La Mancha, Carlos Tirado,  y por la Junta Directiva del Colegio enfermero cántabro,  que apoya la iniciativa y emplaza al nuevo Consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, a que se plantee hacer lo mismo en la Consejería  de Cantabria porque supone importantes beneficios para pacientes y profesionales y una apuesta seria por las enfermeras y su importante papel en sistema sanitario. 

El Colegio de Enfermería de Cantabria explica que la creación de una Dirección General de Cuidados aprovecha al máximo el potencial asistencial y gestor de la Enfermería  en beneficio de los pacientes y consigue  mayores cotas de calidad, excelencia  y eficacia en la asistencia sanitariaque es lo que la sociedad actual demanda por el envejecimiento de la población y el aumento de la cronicidad de la enfermedad. 

La nueva Dirección General  de Cuidados de Castilla-La Mancha se encargará, por ejemplo, de la implantación, seguimiento y evaluación de la atención sanitariade un programa de cuidados para crónicos, o de  la elaboración de otro programa de cuidados sanitarios para colectivos vulnerables o de especial necesidad. 

Carlos Tirado ha querido trasladar al consejero  de Sanidad  castellano manchego, Jesús Fernández Sanz, su agradecimiento no sólo por la creación de esta nueva Dirección General, que ya de por sí es un hito importantísimo, sino por su continua apuesta por la profesión que ha demostrado nombrando a enfermeros como delegados de salud de varias provincias y anunciando públicamente su intención de dotar de más competencias a las enfermeras, especialmente en Atención Primaria.