728 x 90

El proyecto piloto de Enfermería Escolar supera todas las expectativas de satisfacción

  • 27/02/15
img

La Fundación del Colegio de Enfermería cuenta con dos enfermeros escolares en cuatro centros educativos que  educan en salud y atienden las incidencias sanitarias

La Fundación del Colegio de Enfermería de Cantabria ha presentado hoy los primeros resultados del proyecto piloto de Enfermería Escolar que puso en marcha en septiembre de 2014  con dos enfermeros que trabajan a tiempo parcial en cuatro centros escolares de Cantabria: Escolapios y Antonio Mendoza, en Santander,  y Flavio San Román y Juan de la Cosa, en Bárcena de Cicero y Santoña, respectivamente. La financiación del proyecto procede de la Fundación Enfermería Cantabria (80 por ciento) y de convenios con las AMPAS de los centros escolares que reciben  el servicio (20 por ciento) aunque la Consejería de Sanidad apoya la iniciativa y contempla el papel de los enfermeros como educadores en salud en el Pacto por la Sanidad de Cantabria firmado recientemente en el Parlamento. 

El objetivo fundamental de los enfermeros escolares es la promoción de la salud para que los niños cuenten con conocimientos en cuidados desde edades tempranas aunque  también abordan la atención sanitaria necesaria en los centros educativos, evitando alarmas innecesarias a  padres y familiares y visitas a los centros de salud.

La presidenta del Colegio de Enfermería de Cantabria, Rocío Cardeñoso, ha manifestado que “los resultados que el proyecto de Enfermería Escolar  ha recogido en estos cuatro meses de desarrollo han superado todas las expectativas de satisfacción que habíamos contemplado. Tanto los alumnos como los padres y profesores están entusiasmados con un servicio necesario para mejorar la salud y la calidad de vida de los ciudadanos y que en otros países está implantado  desde hace más de 100 años, como en el Reino Unido”.

Por su parte, el gerente de la Fundación Enfermería Cantabria, Raúl Fernández, ha indicado que “seguirá apostando para conseguir que los enfermeros escolares estén en un futuro en todos los Colegios de Cantabria y que ya son muchos los colegios profesionales  y los centros educativos de otras comunidades autónomas que quieren copiar este modelo pionero en España”.

Los dos enfermeros escolares expertos en educación para la  salud, Laura García y Pablo Pérez, también han intervenido en la rueda de prensa aportando datos sobre  su actividad y han asegurado que se han convertido en los referentes en salud de los centros aportando mucha seguridad a niños, profesores y padres, y que han conseguido algunos objetivos, como  que los niños comiencen a tomar fruta en los recreos al menos dos veces por semana o que algunos escolares con enfermedades crónicas puedan acudir a la excursión de fin de curso porque van a estar acompañados por el enfermero escolar de su colegio.

El proyecto piloto de Enfermería Escolar, cuya duración es de dos años, llega a más de 2200 alumnos de Cantabria de entre 3 y 18 años de edad y se centra en la educación para la salud,  con programas específicos como el de  salud bucodental, atención a la diversidad o primeros auxilios,  y en la asistencia sanitaria  en los centros donde se desarrolla.   Sus primeros resultados se han presentado hoy a los medios de comunicación  en un acto  celebrado en el Colegio de Enfermería que también ha contado con algunos directores de los colegios que reciben el servicio y que ha terminado con un desayuno saludable para todos los asistentes.