728 x 90

Regresa a Santander la enfermera cooperante, Blanca Morro, tras permanecer un mes en Haití

  • 26/07/17
img

Con su llegada culmina también la segunda fase del proyecto en capacitación en auto-cuidado, desarrollado en la zona por el Colegio de Enfermería de Cantabria durante los dos últimos años en colaboración con la ONG “Ayitimoun YO” (AYMY).

La enfermera cooperante, Blanca Morro, acaba de regresar de su voluntariado en Haití, tras permanecer durante un mes desarrollando los programas propios del proyecto en capacitación del auto-cuidado, desarrollado desde el Colegio de Enfermería de Cantabria, en colaboración con la ONG AYMY para atender las necesidades en la zona. Finaliza de esta forma la segunda fase de ejecución del proyecto en capacitación en auto-cuidado que el Colegio viene desarrollando desde hace casi dos años. A lo largo de este verano se revaluarán las necesidades con la ONG con el propósito de poder planificar las nuevas intervenciones y la continuidad del trabajo realizado por las enfermeras voluntarias de Cantabria. El objetivo principal de este grupo de trabajo es liderar el fomento, la coordinación y el desarrollo de las acciones que la enfermería cántabra ejerza en el ámbito de la cooperación al desarrollo y de la ayuda humanitaria, persiguiendo el logro de la autonomía en salud de las poblaciones objeto de la intervención, tal y como se ha venido haciendo en Haití. Los talleres formativos a los diferentes grupos, las charlas de sensibilización a la población de los barrios más deprimidos y pequeñas intervenciones asistenciales constituyen la labor diaria de estas enfermeras cooperantes en la zona. Además, se hace un seguimiento de los avances en las infraestructuras financiadas mediante el proyecto “Protegiéndonos del Cólera” a través de la EpS que dotó al hogar de importantes mejoras en su sistema de saneamiento.

 Desde hace dos años, el Colegio de Enfermería de Cantabria en colaboración con la asociación "Aytimoun Yo" (www.aymy.org) vienen desarrollando en Haití un proyecto asistencial y formativo con el objeto de instruir, a través de diferentes talleres a las personas que viven en el campo de desplazados de Fond Jannette, a los educadores del Orfanato AYMY, a los niños del orfanato, a los maestros de la escuela y a las madres y padres de los alumnos, consiguiendo, de esta manera, un gran impacto en el conjunto de la sociedad de Anse-a-Pitres.