728 x 90

La enfermera cooperante, María García Llano, relata sus experiencias en los campos de refugiados saharauis en el "Diario Dicen"

  • 25/09/18
img

Tras la estancia de tres semanas en el campamento de Bojador, en un proyecto de cooperación internacional, la enfermera cántabra nos cuenta la situación en salud del pueblo saharaui: https://www.enfermeria21.com/cooperacion-enfermera-internacional-en-los-campos-de-refugiados-saharauis/

Al igual que se ha hecho en varias ocasiones en la página web del Colegio y en la revista “Nuberos Información”, la enfermera cántabra, María García Llano, ha protagonizado en el Diario Dicen, del Grupo Paradigma, un completo reportaje sobre las necesidades del pueblo saharaui. A lo largo de esta entrevista, la responsable del grupo de trabajo de Cooperación Internacional del Colegio explica a sus lectores cómo durante este proyecto humanitario de seis semanas de duración desarrolló un programa de acompañamiento y de formación a las enfermeras de los “dispensarios” de los campamentos y a las profesionales escolares saharauis. Según declaraciones al Diario Dicen, “dadas las circunstancias geográficas de la zona, que dificultan el desarrollo de actividades encaminadas a generar ingresos, la situación en los campos y su condición de refugiados, las oportunidades de empleo son limitadas, lo que supedita todo a una dependencia casi total de la ayuda humanitaria”. Esta circunstancia, unida a la escasez de trabajadores (emigran en busca de mejores oportunidades) y a la falta de motivación por la discontinuidad de los abonos de los salarios, provoca la existencia de carencias asistenciales. Además, la precariedad de las infraestructuras y la insuficiencia de recursos provocan un aumento de la incidencia de enfermedades no transmisibles tales como la diabetes, la hipertensión, el asma o patología cardiaca o tiroidea, “que afectan en gran medida a los adultos”. Los servicios sanitarios saharauis, apunta, resultan insuficientes para cribar y tratar con eficacia estas patologías; “se estima que únicamente un 10% de los pacientes crónicos con diabetes o hipertensión está bien controlado”, y esto, señala García Llano, no va únicamente en función de la provisión de medicación, sino también de una puesta en marcha eficaz de cuidados higiénicos y dietéticos, “en las que el personal sanitario de la zona podría incidir mediante educación para la salud”.

Con la colaboración del Colegio de Enfermería de Cantabria y de la ONG “Alouda” se desarrolló un proyecto dirigido al ámbito de la formación a las profesionales de Atención Primaria y a la promoción de la salud a través de la educación. El principal propósito de este programa pasó por “instruir a los ciudadanos en materia de salud sobre la higiene y cuidados personales y ambientales”, con el objetivo de mejorar la implementación de conductas de promoción de la salud en higiene (personal y ambiental), alimentación y ejercicio físico, indica María García Llano, “contribuyendo, de esta forma, a la disminución de factores de riesgo presentes en la población, que se encuentran íntimamente relacionados con la morbilidad más prevalente”.

La entrevista completa en: https://www.enfermeria21.com/cooperacion-enfermera-internacional-en-los-campos-de-refugiados-saharauis/