El Grupo de trabajo de Enfermería Geriátrica considera imprescindible la presencia de enfermeras en todos los centros de atención a la dependencia

  • 15/05/18
img

Se da la circunstancia de que con la actual normativa no existe la obligatoriedad por parte de las empresas del sector, privado, de contratar a enfermeras como máximas responsables de los cuidados profesionales y como garantía de calidad asistencial a los ciudadano

La presencia de enfermeras en todos los centros de atención a la dependencia de Cantabria se ha convertido en un asunto prioritario de analizar para los miembros de la Junta de Gobierno del Colegio de Enfermería a través del grupo  de geriatría. Se da la circunstancia de que con la actual normativa no existe la obligatoriedad por parte de las empresas del sector, privado, de contratar a enfermeras como máximas responsables de los cuidados profesionales y como garantía de calidad asistencial a los ciudadanos. Resulta una paradoja, que en un centro donde la clave son los cuidados, no sea imprescindible la presencia de enfermeras, profesionales sanitarios que como bien define la LOPS, son los máximos responsables de la dirección de los cuidados, por eso reclamamos se regule el ratio enfermera/paciente dichos centros.

Es un tema ya antiguo, que el Colegio lleva muchos años reclamando, pero que lejos de solucionarse no se termina de incorporar en la modificación de la Ley, los cambios que aseguren esta circunstancia. Esto, sin duda, genera malas prácticas en la atención de las personas más vulnerables y situaciones múltiples de intrusismo profesional, consecuencia de la esta falta de regulación. En consecuencia, desde el Colegio se propone un cambio legislativo que contemple su incorporación en estos centros. Además, con la figura de la enfermera en estos centros asistenciales se crearía un nexo de comunicación profesional en beneficio de los pacientes. Permitiría garantizar la aplicación y seguimiento de los diferentes tratamientos bajo la supervisión de un equipo multidisciplinar dirigido por enfermeras como profesionales garantes de la calidad asistencial en los procesos de cuidados. Se trata en definitiva, de llamar la atención de los usuarios, familias y profesionales sanitarios sobre la necesidad de posicionar los cuidados enfermeros bajo el prisma de la solvencia técnica, sin olvidar los aspectos éticos y morales, imprescindibles para impulsar una cultura asistencial que garantice además del cuidado biofisiológico, los sociopsicológicos, comunicativos y emotivos. Por otro lado, se pretende evitar el aislamiento social de los enfermos, pacientes y sus familiares, facilitando a través de la figura de las enfermeras aquellos servicios necesarios para su recuperación integral como individuo y como parte activa de una sociedad. Es por todo ello, por lo que desde el Colegio de Enfermería de Cantabria y desde su grupo de enfermería geriátrica se apuesta por este modelo de actuación basado en la supervisión enfermera de los cuidados profesionales que permitiría además una mejor coordinación de los servicios terapéuticos a disposición de los pacientes con el consiguiente ahorro de sus costes al mejorar su gestión y productividad. Esta incorporación de enfermeras en todos los centros de atención a la dependencia y a la cronicidad garantizaría además una mejor coordinación de los recursos públicos y privados puestos a disposición de los ciudadanos y un ahorro significativo con la utilización conjunta de todos los recursos.

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas