728 x 90

Cantabria ya cuenta con otra enfermera doctora

  • 21/06/17
img

Mónica Cueli ha conseguido un sobresaliente Cum Laude de la Universidad de Cantabria en su tesis doctoral que analiza los factores negativos y positivos de la labor de los cuidadores familiares  

La enfermera cántabra Mónica Cueli lleva toda la vida dedicada a la Enfermería, comenzó ejerciendo en Atención Primaria, en el área Santander-Laredo, después trabajó quince años en el hospital Sierrallana y desde  hace tres  ocupa su plaza en propiedad en el  Centro de Salud de Tanos. Su vida profesional ha sido completamente asistencial por vocación y elección pero, además,  su  trayectoria  personal también ha estado marcada por la labor asistencial como cuidadora familiar, primero de sus padres y ahora de su marido.  Estas son las dos razones  que le han llevado a investigar sobre los aspectos negativos y positivos de esta última  función que le ha tocado desarrollar en la vida.  

Otra faceta profesional de Mónica Cueli es la docencia, ha impartido clases en Sierrallana y en Atención Primaria y siempre se ha interesado por la investigación. Tanto es así que hace más de cuatro años  se armó de  valor y comenzó un doctorado en la Universidad de Cantabria que ha culminado con la máxima  calificación en su tesis doctoral y el mayor grado reconocido por la universidad española.  Mónica Cueli es otra de las enfermeras cántabras que demuestran que la investigación está presente en la labor enfermera.  

El 5 de junio a las 12:00 se dio la lectura en la Escuela Universitaria de Enfermería Casa Salud Valdecilla con la calificación de Sobresaliente Cum Laude.  La tesis doctoral se titula  “Adaptación transcultural de la escala revisada de la evaluación de la percepción de los cuidadores familiares [Revised Caregiving Appraisal Scale (RCAS)] en población española” y  es dependiente de la Universidad de Cantabria y del departamento de Enfermería, mediante el programa de Doctorado en Medicina y Ciencias de la Salud de la UC.

El proyecto de investigación fue realizado en el año 2013 por el cual se accedió a la titulación de doctorado de la Universidad de Cantabria, teniendo como fecha final de entrega de la tesis doctoral  en abril del año 2017. En el año 2014, el Colegio de Enfermería de Cantabria le otorgó el primer premio de investigación Sor Clara, gracias al que pudo realizarse la adaptación transcultural de la escala. Con dicha beca se contrató a un grupo de cuatro traductores y un grupo de expertos obteniéndose la versión final :  “Escala revisada de la evaluación de la percepción de los cuidadores versión española”( RCAS-VE).