728 x 90

Rocío Cardeñoso: "Es necesario que la situación de los refugiados se desbloquee"

  • 26/04/16
img

Los profesionales sanitarios cántabros muestran su rechazado ante el reciente tratado de la UE sobre repatriación y acogida de refugiados de Siria, y solicita al Gobierno regional que "lidere una corriente institucional para la acogida y atención a los refugiados en defensa de los más elementales derechos humanos con el apoyo de la sociedad civil y de todos los colegios profesionales de Cantabria".

Los miembros del Foro Sanitario, integrado por los colegios profesionales de médicos, odontólogos y estomatólogos; veterinarios, fisioterapeutas, podólogos, psicólogos, enfermería, ópticos-optometristas y farmacéuticos han expresado su más auténtica repulsa por la política seguida en materia de repatriación y acogida de refugiados de Siria.

Además, han coincidido a la hora de calificar como “absoluta vergüenza" el trato a los refugiados así como el último tratado de repatriación de la Unión Europea, "que en ningún caso va a solucionar el problema", sino que "va a empeorar las cosas", según palabras de Tomás Cobo en representación de los más de 10.000 colegiados que aglutina el Foro Sanitario.

Por su parte la representante del Colegio de Enfermería de Cantabria, Rocío Cardeñoso, ha asegurado y animado a "más representantes de la sociedad civil" a sumarse a este llamamiento para "presionar" al Gobierno regional y que haya un "revulsivo social". "La respuesta ciudadana está en una situación de apoyar muy alta y queremos que los gobernantes al menos estén a la mitad", ha señalado.

 

En la rueda de prensa han estado presentes el presidente del Colegio de Veterinarios, Juan José Sánchez; el presidente del Colegio de Podólogos, José Andreu; y el presidente del Colegio de Ópticos de Cantabria, Rafael Labat.

Además, los colegiados sanitarios expresan su "absoluta adhesión" al manifiesto de Granada de la Fundación de Cooperación de la OMC y al reciente de Amnistía Internacional; y, como Foro Sanitario, se ofrecen a colaborar "en las medidas necesarias" para la llegada de los refugiados.