728 x 90

La enfermera Carmen Rentería Peral, galardonada con el Premio al Mérito Profesional 2016 del Colegio de Enfermería de Cantabria

  • 04/03/16
img

Estudió en "Casa Salud Valdecilla" y puso el embrión de lo que hoy es un servicio de esterilización moderno y eficaz, sentando las bases de un servicio central prioritario no solo para quirófano, sino también para el resto de unidades del hospital. Desde el año 2012 hasta su jubilación compaginó su función como enfermera quirúrgica con el desempeño de la coordinación de enfermera del área, con el reto que representó el traslado de instalaciones durante la reforma del Hospital.

El jurado compuesto en función a las bases de la convocatoria del premio ha decidido otorgar la presente edición del Premio al Mérito Profesional a Doña Carmen Rentería Peral después de realizar una valoración conjunta de su trayectoria profesional.  La propuesta realizada para otorgar la máxima distinción que concede el Colegio de Enfermería de Cantabria se fundamenta en su dilatada carrera profesional que además se centra en el carácter vocacional de la profesión y en la transmisión de los valores del estudio y las buenas prácticas. Sus compañeras de trabajo han destacado su disposición a compartir su trabajo y conocimiento en todo momento, “promoviendo el estudio y la formación para el desarrollo profesional y personal”. Además han destacado que “Es la imagen social donde mirarnos, muchos profesionales que hemos tenido la suerte de trabajar con ella. Consiguiendo el respeto y reconocimiento profesional como enfermera por parte de todos los colectivos que participan en el área quirúrgica del HUMV”

La entrega del premio se realizará el día 12 de marzo, durante la celebración del patrón de los enfermeros, San Juan de Dios, que tendrá lugar a partir de las 11.30 horas en el paraninfo de la Magdalena.

 

Carmen Rentería Peral esta jubilada desde enero e inició su carrera en 1973 como supervisora de la planta de neurocirugía y oftalmología. Fue adjunta a la jefatura de Enfermería del HUMV hasta que en 1985 fue nombrada supervisora del servicio de esterilización. Puso el embrión de lo que hoy es un servicio de esterilización moderno y eficaz. Desde el año 2012 hasta su jubilación compaginó su función como enfermera quirúrgica con el desempeño de la coordinación de enfermera del área, con el reto que representó el traslado de instalaciones durante la reforma del Hospital.