728 x 90

Dos enfermeras del grupo de trabajo: "La sujeción no es un cuidado" del Colegio de Enfermería han sido invitadas a la 4ª Jornada del Inserso en Madrid

  • 20/11/15
img

El objetivo es presentar el desarrollo histórico de este tema en el Colegio y su propia experiencia en varios centros de día.

Dos enfermeras del grupo de trabajo de sujeciones del Colegio de Enfermería de Cantabria participan en la 4ª Jornada sobre el Uso de Sujeciones en Personas Mayores en la sede central del Imserso en Madrid. El objetivo es presentar el desarrollo histórico de este tema en el Colegio y su propia experiencia en varios centros de día.

La primera parte, presentada por Lorena Lavín,  ha consistido en la exposición del posicionamiento del Colegio, nacido de la inquietud de un equipo de enfermeras que realizaron un trabajo de investigación sobre el tema a raíz de la formación recibida en el propio Colegio. Dicho proyecto obtuvo un premio de investigación del Colegio. Posteriormente se realizaron diversas actividades con cursos y conferencias con expertos y se fue creando un grupo de trabajo que hoy ha presentado en Madrid su evolución histórica a la vez que la posición del Colegio de Enfermería.

 

La segunda parte presentada por Isabel Lebrero, relata sus propias experiencias como directora de dos centros de día, desde el comienzo del programa de retirar sujeciones a las personas de dichos centros. Expone todas las estrategias y actividades  realizadas  a nivel de directivos, profesionales, pacientes, familias y personal en general que han participado en dicho programa hasta lograr el objetivo final: de tener centros de día libres de sujeciones. 

 

El uso de  sujeciones en las residencias es indiscriminado en España y se utilizan de forma diferente para enfrentarse al mismo problema, lo que parece una contradicción. Además, no existen evidencias científicas que demuestren la conveniencia o utilidad del uso de las sujeciones en los centros asistenciales. Está comprobado y es una realidad que las mujeres están sometidas a más sujeciones que los hombres, así como que las sujeciones son más utilizadas en centros urbanos que en rurales.