728 x 90

Carta de una enfermera al ministro de Sanidad

  • 13/11/15
img

Carta enfermera

 

 

 

 

Santander, 7 de noviembre de 2015

 

Carta al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso.

 

Querido Señor ministro: le he visto en la tele explicando que no entiende por qué se han enfadado las enfermeras con el NUEVO decreto de la prescripción enfermera y vi que se reía. ¿De qué se ríe señor ministro?.  Entonces empecé a leer y a enterarme de qué iba el nuevo decreto, y, efectivamente,  NO LO ENTIENDO.

 

Resulta que soy enfermera y justo empecé a estudiar Enfermería cuando ya LOS ESTUDIOS eran UNIVERSITARIOS, quiero decir que aunque el edificio se llame ESCUELA de ENFERMERIA no es una escuela de preescolar, y aunque no  es como la ESCUELA DE CAMINOS, esta también se llama Escuela y  todo el mundo sabe que el que estudia Caminos, Canales y Puertos  está en la Universidad.


Porque ESCUELA es sitio para aprender. Yo aprendí mucho en mis años de Escuela. Mucho. Muchíssimo.  Y después mucho más. Terminé mis estudios de Enfermería en junio del año 1984. En julio ya estaba trabajando de enfermera rural. Feliz como una perdiz. Después trabajé en un Centro de Salud en Badajoz durante  tres años. Allí aprendí un montón sobre  Atención Primaria. Posteriormente  trabajé dos  años más  en el INSERSO donde aprendí sobre la salud de las personas jubiladas. Por supuesto,  también  trabajé en el  Hospital Valdecilla, once años. Después en Salud Mental, en Laredo,  y en el Centro de Salud de Cabezón de la Sal y,   bueno....., yo creo que ya me jubilaré allí porque es un Centro de Atención Primaria donde creo que encontré mi sitio...¿sabe por qué señor  ministro?:  porque las personas que van cada día a mi consulta CONFÍAN en mi criterio profesional y me lo demuestran. Así que ellos, que también ven la televisión, están preocupados porque CREEN que se ha puesto en entredicho mi trabajo y  mi credibilidad. Y yo les digo que sí, que tienen mucha razón en preocuparse porque tampoco ellos entienden que usted SE RÍA.

 

Así que se lo explico,  el otro día  a un señor que venía a vacunarse le dije: “tiene razón, Javier, es un sinsentido que ahora el señor ministro INSISTA en que las personas que tienen que venir a vacunarse contra la gripe tengan que citarse primero con el médico para que él decida si se vacuna o no. Es absurdo y me alegra que no lo haya hecho. Yo ya sé que hace muy bien en vacunarse contra la gripe, yo también me vacuno, ya lo hemos hablado, por la edad, por su hipertensión, por el corazón...”.

 

Y con el decreto estaban todos de acuerdo, sí, llevaban  seis años negociando, sí, sí, estaban de acuerdo todos los partidos políticos en sacar este Decreto Ley para regular  el nuestro trabajo diario con   la prescripción enfermera, que ahora se llama así.  Estaban todos de acuerdo:  PSOE, PP, IU...todos, el el PP también, claro, era LO SUYO: ACTUALIZAR, poner al día las leyes, si, si. Confiábamos en que ya que se habían puesto de acuerdo con la democracia...pero  A ULTIMA HORA, EL ULTIMO DIA, va el ministro, sí, el ministro de Sanidad,  y dice que NO, que de lo dicho NADA, que volvemos atrás, que retrocedemos  a los años 50, sí, sí, al siglo pasado, sí. Bueno, no. Yo no pienso volver a ponerme la cofia... Ay!!!! cuánto daño han hecho a las mujeres las
películas machistas de los años 60!!, pero este  es otro tema.

Bueno, señor ministro. No se si ha hecho bien las cuentas porque somos muchas enfermeras cabreadas y no con los médicos, no: CON USTED.

 

 

 

 

                                                                                   Esther Casariego Pola,

 

                                                                                                                                                                                                                      Enfermera de Cantabria