Enfermeros de distintas nacionalidades analizan sus experiencias en cuidados por casos de Ébola

  • 28/10/14
img

El Consejo General de Enfermería es escenario de la primera jornada de la Cumbre Mundial sobre el virus 

Profesionales de la enfermería de todo el mundo se están reuniendo estos días en la sede del Consejo General de Enfermería en Madrid para intercambiar opiniones y analizar experiencias en los procesos de cuidados por casos de Ébola de diferentes países. Esta Cumbre Mundial de “Enfermería ante el Virus Ébola” se encuentra ahora en fase expositiva y está previsto por la organización que el miércoles culmine con la celebración de una rueda de prensa en la que se detallen los acuerdos que se alcancen durante estos días de deliberación.  En este sentido, cabe destacar “las sorpresas negativas muy importantes”, con las que se han encontrado en estas primeras horas de análisis. En este sentido, Máximo González, presidente del Consejo General de Enfermería,  ha matizado que los profesionales que han acudido a la cumbre a compartir sus testimonios “no se sienten seguros y no saben por qué tienen que seguir atendiendo estos casos si no se les están dando los entrenamientos ni las medidas de seguridad, si no se valora lo que están aportando e incluso, en algunos casos, culpándoles y criminalizándoles. No entienden por qué tienen que seguir trabajando en estas condiciones”.  Además, se da la circunstancia añadida de que en África más del 95 por ciento de los afectados por la crisis del Ébola son atendidos por personal de Enfermería, por lo que se pretende trasladar esta experiencia enfermera a los responsables de la realización de los protocolos para que apliquen una serie de recomendaciones y formas de actuar en situaciones de crisis similares.

            Entre otras cuestiones, González ha hecho especial hincapié en la necesidad de que los aspectos de salud pública estén “absolutamente unificados y bajo la autoridad del Estado”. 

            David Benton, director general del Consejo Internacional de Enfermeras,  ha asegurado que “en el futuro es posible que se produzcan más casos de este tipo, pero la experiencia realizada en España será útil para mejorar en otros países del mundo”.

“Se trata de una experiencia de la que todos tenemos que aprender. Hay que hablar con el personal que está en contacto directo con estas personas para poder mejorar los procedimientos y que no haya más casos de este tipo en el futuro. Se trata de cambiar, no de culpar a los demás. Se trata de aprender para el futuro. El miedo se combate con formación y equipamiento”, ha explicado David Benton.

            Por su parte, los responsables del Colegio de Enfermería de Cantabria, insisten en la necesidad de contar con los medios y la formación adecuada para aplicar los protocolos de actuación en casos de crisis. Algo que vienes reivindicando desde el inicio de la crisis por casos de Ébola.

 

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas