El Colegio de Enfermería de Cantabria ha participado en la III Jornada sobre Sujeciones en Centros Residenciales celebrada en Madrid

  • 31/07/14
img

La III Jornada sobre Sujeciones en Centros Residenciales, celebrada en junio en la sede central del IMSERSO de Madrid, ha contado con la participación del Colegio de  Enfermería de Cantabria, que fue invitado por Antonio Andrés Burgueño, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, director técnico del programa "Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer" y coordinador científico de la Jornada.

La III Jornada sobre Sujeciones en Centros Residenciales, celebrada en junio en la sede central del IMSERSO de Madrid, ha contado con la participación del Colegio de  Enfermería de Cantabria, que fue invitado por Antonio Andrés Burgueño, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, director técnico del programa "Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzheimer" y coordinador científico de la Jornada.

El encuentro se inauguró con la ponencia titulada "Prevención Cuaternaria en Demencias",  cuya definición se resume en prevenir los excesos y sus daños o perjuicios y sugerir lo éticamente aceptable,  ya que en esta materia se plantea la necesidad de admitir la duda sobre un tratamiento o procedimiento que puede tener un fuerte impacto físico y psíquico en la persona objeto de atención, así como sobre sus derechos, además de ser fútil o de dudosa utilidad.

Otro tema destacado en la jornada fue el análisis  del documento "Consenso sobre Sujeciones Mecánicas y Farmacológicas", publicado en mayo de 2014 por el Comité Interdisciplinar de Sujeciones-SEGG. El texto recoge definiciones, causas, consecuencias, la elaboración del consentimiento informado y un plan de cuidados específicos complementarios, entre otras cuestiones.

Además, se abordó el tema de la demencia desde el ámbito de la psicogeriatría, poniendo de manifiesto los riesgos del uso de psicofármacos y planteando nuevas alternativas de tratamiento como la aromaterapia, musicoterapia, estimulación sensorial, masaje y tacto terapéutico.

Y también estuvo presente el tema legal que tanto inquieta a los profesionales sanitarios, sobre todo al personal de enfermería, que es el que detecta la situación de necesidad de sujeción, y, en situaciones de urgencia, el ordenante de su uso hasta que el médico responsable realiza la prescripción. La utilización de contenciones pone a la persona sobre la que se aplica en un estado de privación o limitación de libertad con consecuencias legales por lo que es necesaria una normativa legal estatal que enmarque el uso de estas medidas y que ya tienen comunidades autónomas como  Aragón,  Navarra y País Vasco.

Por otra parte, dos enfermeras que llevan a cabo su labor asistencial en hospitales públicos de Madrid presentaron sus respectivos estudios sobre el uso de las contenciones en las unidades de críticos, mostrando la preocupación por las contenciones  en el ámbito hospitalario.

En España hay 34 residencias registradas por CEOMA como centros libres de sujeciones y más de 300.000 personas dependientes institucionalizadas que necesitan algún tipo de contención, ya sea física o química. Por lo tanto, este país  es líder mundial en el uso de estas medidas y es necesario plantear los cambios que necesita  la sociedad para erradicar esta práctica que pone en peligro a la persona y no la beneficia, y buscar alternativas más apropiadas y efectivas

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas