728 x 90

La Junta Directiva del Colegio de Enfermería de Cantabria insiste en la necesidad del Desarrollo definitivo de "la prescripción enfermera"

  • 22/07/14
img

Después de un año sigue sin desarrollarse el pacto profesional que en julio del 2013 se firmó la mesa estatal de la profesión enfermera con la ministra de sanidad

Después de un año sigue sin desarrollarse el pacto profesional que en julio de 2013 firmó la mesa estatal de la profesion enfermera con la ministra de Sanidad.

Los miembros de la Junta General del Colegio de Enfermería de Cantabria, con su presidenta a la cabeza, Rocío Cardeñoso, han insistido en la necesidad de acelerar las conversaciones que permitan avanzar en una de las aspiraciones que el colectivo enfermero lleva persiguiendo desde hace años: la prescripción enfermera. Esta reivindicación se encuentra recogida en el pacto profesional que hace más de un año se firmó con los responsables de Sanidad, aunque su implantación no se ha hecho realidad. Por tanto, desde el Colegio de Enfermería de Cantabria se hace especial hincapié en el desarrollo de estas competencias enfermeras que contribuirán a un mejor funcionamiento de la Sanidad Pública que se verá reflejado en la calidad asistencial de los pacientes.

Según Rocío Cardeñoso, presidenta del COEC, "no existen razones profesionales, competenciales ni tan siquiera estructurales para el desarrollo de esta actividad por parte de los enfermeros pero la prescripción enfermera es una vieja aspiración negociada desde hace años por los responsables sanitarios a todos los niveles que nunca vemos fructificar para desesperación del colectivo". La ley marcaba un plazo de un año para aprobar el Real Decreto que regule "el uso, autorización y dispensación de medicamentos por los enfermeros” y han pasado casi cinco y la situación sigue igual."

Esta es la razón por la que los miembros de Junta del Colegio de Enfermería quieren llamar la atención de los responsables sanitarios en general y de los enfermeros en particular para activar los mecanismos que permitan de manera inmediata el logro de esta reivindicación, entre otras. Además, se muestran convencidos de que la prescripción enfermera redundará positivamente en la calidad de los cuidados, dado el alto índice de enfermedades crónicas asistenciales existentes en el entramado sanitario actual, y permitirá que las cosultas de enfermería sean más resolutivas eliminando burocracia dentro del proceso asistencial. En este sentido y, desde la experiencia diaria y práctica de los cuidadores en Cantabria, el desarrollo de la prescripción enfermera contribuirá favorablemente a la reducción de las listas de espera de la Sanidad en esta región y en el resto de comunidades.

Por estas razones, y por considerar que los enfermeros están perfectamente capacitados profesional y técnicamente, el Colegio cántabro no entiende los continuos y constantes retrasos en la aplicación ejecutiva del pacto profesional con el Ministerio de Sanidad que contempla estas acciones, entre otras. Esta y otras cuestiones han sido debatidas en las últimas reuniones de los miembros de la Junta Directiva del Colegio y la quieren dar a conocer a la opinión pública y al colectivo de cuidadores cántabros.

Son muchos los enfermeros que diariamente realizan prescripción de vacunas, productos sanitarios, apósitos, cremas o ajustes de analgésicos y la Ley, a día de hoy, sigue sin dar un respaldo a actuaciones consolidadas en la atención sanitaria española y que sin ellas el sistema estaría total y absolutamente bloqueado. Sin embargo, por cinismo y demagogia política no se regula esta situación, cuestión que no se puede consentir y que mantiene a los 270.000 enfermeros españoles en una situacion de indefension legal.