La Consejería de Sanidad no cumple su palabra con el colectivo enfermero

  • 31/01/14
img

María José Sáinz de Buruaga asegura que está con los profesionales sanitarios pero no les apoya en cuestiones tan importantes como la estabilidad jurídica de los enfermeros APDs (Asistencia Pública Domiciliaria)

María José Sáinz de Buruaga asegura que está con los profesionales sanitarios pero no les apoya en cuestiones tan importantes como la estabilidad jurídica de los enfermeros APDs (Asistencia Pública Domiciliaria).

Los enfermeros funcionarios de los equipos de Atención Primaria perderán, como consecuencia de la Orden publicada por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, la posibilidad de seguir prestando servicios como enfermeros dentro de las instituciones sanitarias públicas si quieren conservar su condición jurídica de funcionarios. Es decir, según la Orden publicada el 31 de diciembre de 2013, todos aquellos enfermeros que no opten por pasarse al régimen jurídico estatutario podrán ser adscritos a otras Administraciones Públicas, y, en consecuencia, la Consejería les podrá trasladar a otros puestos de trabajo diferentes a los correspondientes a las plazas ganadas por concurso-oposición, que pueden estar ubicados enotros municipios de Cantabria y fuera de las instituciones sanitarias públicas.

Esta situación, que los enfermeros han intentado evitar desde hace dos años como han conseguido sus colegas de otras comunidades como el País Vasco, Andalucía, Murcia o Valenciaafecta a medio centenar de enfermeros cántabros  que están dispuestos a recurrir  y a movilizarse para que su situación de funcionarios de carrera se respete con todas las garantías que ofrece tal categoría: una plaza fija ganada por concurso-oposición con la establidad laboral propia de ese puesto de trabajo, que no pueda ser modificada a golpe de Orden.

El Colegio de Enfermería de Cantabria está absolutamente decepcionado con la actitud de la Consejería de Sanidad porque "la propia consejera, María José Sainz de Buruaga, dio su palabra de mantener a estos profesionales en sus legítimos puestos de trabajo, en sus plazas de funcionarios, respentando el Pacto por la Sanidad firmado con el Ministerio, que contempla que la situación de este reducido grupo de enfermeros se regule tal y como se ha hecho en el País Vasco, con una Orden que, por escrito, asegure la estabilidad laboral de estos profesionales sanitarios con plaza en propiedad", como explica Rocío Cardeñoso, presidenta del Colegio de Enfermeria, que añade que "lo que se pide es una mera cuestión de voluntad política, que no implica gasto alguno y ofrece al sistema la operatividad que necesita".


Menú NOTICIAS

Noticias destacadas