Proyecto de salud intercultural en Ecuador: Proyecto "Buen Vivir"

  • 29/11/13
img

Enfermeras Para el Mundo (EPM) y la Federación Ecuatoriana de Enfermeras (FEDE) han formado a 876 enfermeras y auxiliares de las áreas rurales de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro, para mejorar sus capacidades y recursos a la hora de promover la salud intercultural y mejorar la atención en salud sexual y reproductiva de los habitantes de estas comarcas ecuatorianas.


Enfermeras Para el Mundo (EPM) y la Federación Ecuatoriana de Enfermeras (FEDE) han formado a 876 enfermeras y auxiliares de las áreas rurales de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro, para mejorar sus capacidades y recursos a la hora de promover la salud intercultural y mejorar la atención en salud sexual y reproductiva de los habitantes de estas comarcas ecuatorianas.

Ecuador es un país de gran diversidad cultural, donde conviven 14 pueblos diferentes. Las provincias amazónicas y las fronterizas se caracterizan por su dispersión geográfica, una gran pobreza y un limitado acceso a los servicios sociales básicos. A la hora de atender a la población, toman como modelo la medicina occidental y no suelen tener en cuenta la diversidad de culturas, creencias y enfoques de salud. Esto hace que muchas personas no acudan a los centros de salud porque no se sienten comprendidas ni identificadas con el sistema sanitario.

Recientemente, EPM y la FEDE, socio local del proyecto, han finalizado el proyecto "Buen Vivir: Promoviendo la Salud Intercultural en las Provincias de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro (Ecuador)",  cofinanciado por la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID). El trabajo se ha centrado en la mejora de las capacidades humanas y los recursos de los enfermeros/as para la atención intercultural de la salud general y de la salud sexual reproductiva en las provincias de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro. Para ello, se han elaborado materiales educativos y de referencia para los profesionales, y se han diseñado protocolos de atención enfermera en salud e interculturalidad, poniendo énfasis en la salud sexual y reproductiva.

El Ministerio de Salud Pública del país junto a la FEDE, entidad representante de la enfermería en Ecuador, equivalente al Consejo General de Enfermería de España, y a EPM realizaron un análisis de las necesidades previas, fruto del cual se formuló este proyecto.

Así, en la primera fase se recopiló información sobre salud e interculturalidad para después elaborar cuatro módulos de carácter teórico-práctico sobre "Salud e Interculturalidad" que se utilizaron para formar al personal de enfermería del Ministerio de Salud Pública y de los Colegios de Enfermería de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro. En la etapa final, se impartieron doce cursos en los que se formó a 876 enfermeras y auxiliares de las áreas rurales de estas provincias de Ecuador, donde reside el mayor número de personas de etnias saraguro y quichuas amazónicos.

A día de hoy, los Colegios de Enfermería de las tres provincias cuentan con material educativo específico para la formación en salud e interculturalidad con especial interés en la salud sexual y reproductiva. Disponen, además, de personal capacitado para desarrollar el programa de formación con el que preparar a los colegiados/as.

El gran éxito de este proyecto es que se ha conseguido poner en marcha un protocolo de actuación y atención en salud intercultural, específicamente de salud sexual y reproductiva, mejorando las capacidades y herramientas de los profesionales del sistema sanitario público, adaptado a la realidad multicultural de las tres provincias ecuatorianas.

Enfermeras Para el Mundo trabaja en Ecuador desde 2001, donde ha llevado a cabo catorce proyectos y doce ediciones del programa de voluntariado internacional. Su objetivo principal en el país es fortalecer el Sistema de Salud Público, en particular el primer nivel de atención, desde una perspectiva integral de la salud, y contribuir al ejercicio de los derechos humanos, especialmente el de la salud, la educación, la equidad de género, la alimentación y el acceso al agua. EPM cuenta en el país con socios locales estratégicos con los que colabora para mejorar el acceso de la población a los servicios de salud.

Enfermeras Para el Mundo fue constituida en 1996 por iniciativa del Consejo General de Enfermería de España en el marco de la Fundación Salud Y Sociedad, como proyección de su compromiso social y solidario, con el propósito de contribuir al desarrollo humano desde el mundo de la salud y, especialmente desde la enfermería. Sus principales actividades las constituyen los proyectos de Cooperación Para el Desarrollo en países del Sur, y los proyectos de Sensibilización y Educación Para el Desarrollo y de Integración Social, dirigidos a los sectores más desfavorecidos de la sociedad española.

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas