728 x 90

Más de 4.500 escolares participaron durante el curso 2012-13 en los programas de educación para la salud

  • 17/07/13
img

Organizados por el Ayuntamiento de Santander, en colaboración con la Fundación de la Enfermería de Cantabria, se desarrollaron en 51 centros educativos del municipio

- Organizados por el Ayuntamiento de Santander, en colaboración con la Fundación de la Enfermería de Cantabria, se desarrollaron en 51 centros educativos del municipio.

- Todas las actividades se caracterizaron no sólo por su excelente acogida, sino por su alta efectividad a la hora de inculcar hábitos de vida saludables entre niños y jóvenes.

- Los programas abarcaron un amplio espectro temático, como salud bucodental, reanimación cardiopulmonar básica, alimentación saludable, ejercicio físico o prevención del consumo de alcohol.

Más de 4.500 alumnos de educación Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional y Diversificación de 51 centros educativos del municipio participaron durante el curso 2012-2013 en los distintos programas de educación para la salud, organizados por el Ayuntamiento de Santander, en colaboración con la Fundación de la Enfermería de Cantabria.

Así lo anunciaron el concejal de Familia y Servicios Sociales, Antonio Gómez, y la presidenta del Colegio de Enfermería de Cantabria, Rocío Cardeñoso, quienes incidieron no sólo en la excelente acogida de estas actividades sino también en su alta efectividad a la hora de inculcar hábitos de vida saludables entre los más jóvenes.

Gómez hizo hincapié en el amplio espectro temático que abarcaron los programas, entre los que citó la salud bucodental, la reanimación cardiopulmonar básica, la alimentación saludable, el ejercicio físico o la prevención del consumo de alcohol, así como el público objetivo de los mismos, que comprende tanto a los alumnos de Educación Infantil, como alumnos de la ESO o FP.

 “Desde el equipo de gobierno del Consistorio santanderino reiteramos nuestra apuesta por la información, la formación y la prevención para paliar la proliferación de ciertas enfermedades que afectan a la población en diferentes sectores o grupos de edad”, recalcó  el edil.

En este sentido, destacó la importancia de organizar actividades de educación para la salud, dirigidas tanto a niños como adolescentes, para mejorar no sólo su calidad de vida presente sino futura.

Por su parte Cardeñoso afirmó que, con esta finalidad, el Ayuntamiento de Santander y la Fundación de la Enfermería de Cantabria pusieron en marcha entre los meses de enero y junio de 2013 el Taller de salud buco-dental, dirigido a 2.400 alumnos de Educación Infantil y Primaria de 23 centros, que enseñó a los más pequeños cuestiones básicas como la correcta técnica del cepillado.

En la misma línea, resaltó la celebración del Taller de reanimación cardiopulmonar básica en el que participaron  más de 950 alumnos de la ESO y de distintos ciclos formativos de FP de 10 centros.

“Se trata de una actividad que forma parte del programa ‘Actuaciones en situaciones de emergencia’ que, año tras año, goza de una excelente acogida por alumnos y profesores que ofrece formación básica sobre cómo actuar ante una parada cardiorespiratoria”, explicó la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria.

El responsable de Familia y Servicios Sociales enfatizó la importancia de estos cursos ya que los jóvenes que participan en ellos reciben un entrenamiento teórico-práctico de reanimación cardiopulmonar básica, según la guía de resucitación cardiopulmonar (ERC) del Consejo Europeo, un aprendizaje que puede resultar esencial en situaciones de emergencia, hasta la llegada de personal especializado.

La presidenta del Colegio Oficial de Enfermería también se refirió al Programa “Vida sana: alimentación saludable y actividad física”, que se desarrollo en 16 centros del municipio y en el que participaron más de 800 alumnos de 5º y 6º de Primaria.

Gómez y Cardeñoso recordaron que la obesidad es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia del siglo XXI por su impacto sobre la morbimortalidad, la calidad de vida y el gasto sanitario.

Por ello, subrayaron la necesidad de fomentar hábitos de vida saludables para prevenir la obesidad entre los más pequeños, ya que en estas edades hay una gran sensibilidad a la imagen corporal y a la estética.

Los programas de educación para la salud, impulsados por el Consistorio santanderino y la Fundación de la Enfermería de Cantabria también abordaron la promoción de la salud sobre el alcohol en adolescentes.

Para ello, según apuntó la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería, se desarrollaron dos programas piloto, en un centro público y otro concertado, en los que intervinieron más de 300 jóvenes de la ESO y de Diversificación.