728 x 90

85 propuestas para hacer sostenible el Sistema Nacional de Salud

  • 08/04/13
img

Médicos y enfermeros presentan una alternativa profesional. En la elaboración han participado más de 9.000 personas –médicos, enfermeros, pacientes y expertos–  y con las medidas propuestas se podría conseguir un ahorro de cerca del 30% del gastos.

Médicos y enfermeros presentan una alternativa profesional

En la elaboración han participado más de 9.000 personas –médicos, enfermeros, pacientes y expertos–  y con las medidas propuestas se podría conseguir un ahorro de cerca del 30% del gastos. Entre las recomendaciones, destaca la necesidad de alcanzar un pacto de estado por la sanidad que aborde urgentemente las reformas estructurales necesarias.

El Consejo General de Enfermería (CGE) y la Organización Médica Colegial (OMC) acaban de presentar ‘La Alternativa de los médicos y enfermeros para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud’, un estudio sociológico desarrollado junto con la empresa Análisis e Investigación con el objetivo de mostrar a los políticos una alternativa profesional e independiente que permita salvar al Sistema Nacional de Salud (SNS), manteniendo sus principios fundamentales así como los mismos derechos, servicios y prestaciones, y preservando las cotas de calidad, excelencia y seguridad para los pacientes.

Según los presidentes de ambas instituciones, el estudio destaca la importancia que supone esta iniciativa porque ambas profesiones, Medicina y Enfermería, vertebran el SNS al agrupar a cerca de 500.000 profesionales. “Nuestra responsabilidad y vocación es hacer todo lo posible para contribuir a garantizar la sostenibilidad del Sistema. Por este motivo, entendemos que cualquier propuesta de viabilidad debe hacerse con la participación de los profesionales de la salud que hacen posible día a día la atención sanitaria”. Así, han destacado que las propuestas presentadas son “el reflejo y la demostración de nuestro compromiso con el Sistema y de nuestra apuesta por su continuidad”.

La solución no pasa por “cargarse" el Sistema, ni por mantenerlo por encima de la realidad. Y es que frente a estas dos posturas extremas que han imperado hasta el momento, existe una tercera vía que consiste en “reducir la carga política, incrementar la vertiente profesional y buscar fórmulas que apuesten por la eficiencia y el ahorro preservando la calidad y los derechos”. En definitiva, reformar el SNS para preservar sus principios y su esencia, garantizando en todo momento su sostenibilidad.

 

Metodología de trabajo

El trabajo es fruto de una serie de reuniones (paneles Delphi) de 80 expertos en sanidad –gestores y exgestores sanitarios, especialistas y expolíticos–, que valoraron un listado de posibles medidas a adoptar con la posibilidad de incorporar sus propias propuestas. El resultado fueron las 85 medidas que han analizado posteriormente 4.508 médicos, 2.724 enfermeros y 2.000 ciudadanos.

Los presidentes de enfermeros y médicos han señalado que para que estas medidas lleguen a buen puerto es imprescindible la creación –mediante ley orgánica– de una Agencia del SNS con capacidad ejecutiva y en cuyo órgano de gobierno participen autoridades sanitarias, profesionales y pacientes. Esta medida dotará al SNS de capacidad ejecutiva porque, según han puesto de manifiesto los ponentes, las medidas propuestas supondrían un ahorro de cerca del 30% en las partidas correspondientes de gastos.

 

 

RANKING GENERAL DE MEDIDAS. EXPERTOS:

 

 

                                               Medidas

%ahorro

 

Implantación de un sistema de compras centralizado para medicamentos, productos sanitarios y tecnología sanitaria, con criterios homogéneos aprobados por el Consejo Interterritorial.

29,7%

 

Armonización de competencias sanitarias de las Administraciones locales (régimen de colaboración marco con las Administraciones regionales y supresión de duplicidades y solapamientos).

27,7%

 

Agencia Estatal Única de Calidad, Alta Inspección y Acreditación del Sistema (Supresión de agencias regionales)

26,3%

Cobro de las prestaciones sanitarias a extranjeros y a terceros

24,4%

Política agresiva en materia de medicamentos genéricos

23,9%

Receta electrónica única para el Sistema Nacional de Salud.

23,3%

Desarrollar y potenciar los centros asistenciales de media y larga estancia con el objeto de disminuir la estancia en los centros asistenciales de agudos

22,9%

Ajustar las dosis de medicamentos al tratamiento prescrito

22,8%

Garantizar la continuidad asistencial: área única y coordinación entre los diferentes niveles de asistencia

22,3%

10º

Eliminación por Ley de las peonadas

21,9%

 

Entre las conclusiones del documento destacan las siguientes:

  • Igualdad de derechos y garantía de accesibilidad del paciente en todo el territorio nacional y la tarjeta sanitaria única e inteligente para el SNS.
  • Las medidas que suponen una mejora de la gobernanza son aceptadas por todos los grupos y evidencian la necesidad de abordar reformas políticas que puedan cambiar estos ámbitos.
  • Las medidas peor valoradas son la colaboración público-privada; la centralización y externaliza-ción de los servicios sanitarios de radiodiagnóstico, laboratorio y esterilización; la centralización y externalización de todos los servicios no asistenciales; el co-pago por parte de jubilados y la congelación de nuevas infraestructuras sanitarias.
  • Las medidas urgentes a considerar son: la igualdad de derechos y garantía de accesibilidad del paciente en todo el territorio nacional; la implantación de un sistema de compras centralizado para medicamentos; productos sanitarios y tecnología sanitaria homogéneos aprobados por el Consejo Interterritorial; y dotar al SNS de una herramienta de gobernanza con eficacia jurídica ejecutiva en sus decisiones.
  • Se cuestionan la racionalización de las estructuras gerenciales y se reclama un nuevo sistema retributivo para los equipos directivos, la selección de los jefes de servicio por méritos de manera competitiva y la creación del estatuto jurídico del directivo y cargo público sanitario.

 

Pacto de estado por la sanidad

El documento final contempla una serie de recomendaciones consensuadas por los Consejos Generales de ambas profesiones, donde impera la necesidad de alcanzar un pacto de estado por la sanidad que aborde urgentemente las reformas estructurales necesarias para reducir las bolsas de ineficiencias detectadas y generar los ahorros que puedan mejorar significativamente la sostenibilidad interna del SNS.

“Un pacto que lamentablemente no ha ocurrido a pesar de las insistentes y reiteradas peticiones que desde el mundo profesional sanitario se han venido realizando”, señalan ambos presidentes y concluyen indocando que “todas las alternativas para la suficiencia y la sostenibilidad deben articularse desde el diálogo y el consenso político, institucional, profesional y social y no sólo desde el político”.