728 x 90

Los enfermeros dicen "basta ya"

  • 25/03/13
img

Los Colegios de Enfermería denuncian el retroceso profesional y laboral del colectivo y el riesgo para los pacientes que provoca su situación, y anuncian medidas y movilizaciones

 

Los Colegios de Enfermería denuncian el retroceso profesional y laboral del colectivo y el riesgo para los pacientes que provoca su situación, y anuncian medidas y movilizaciones.

Los enfermeros españoles se han plantado ante lo que consideran una situación de extrema gravedad y anuncian que no van a permitir que continúe. Tras las jornadas celebradas hace diez días en Aranjuez, bajo el título “Enfermería: situación crítica”, han decidido que "basta ya" de ser quienes paguen injustamente, con sus puestos de trabajo, los recortes de una sanidad que sigue manteniendo estructuras políticas e ineficiencias de gestión difíciles de justificar, porque aseguran que la enfermería no es el problema si no la solución para una buena parte de los problemas que actualmente vive la sanidad.      

Ante esta situación, la Organización Colegial de Enfermería traslada sus demandas a las autoridades y a la sociedad y asegura que de continuar así adoptará todas las medidas necesarias en defensa del colectivo y de los pacientes, incluidas las movilizaciones y la vía judicial.

Y es que lo datos que denuncia el Consejo son contundentes. El paro en el sector crece a un ritmo incontrolado, más de 50.000 enfermeras han perdido su puesto de trabajo por culpa de los recortes sanitarios, y por cada médico en paro se quedan sin trabajo diez enfermeras. Otra de las situaciones que denuncia es que la situación actual ha traspasado las líneas rojas de  los ratios mínimos enfermeros-pacientes establecidos por el Sistema Nacional de Salud, lo que multiplica el riesgo para la seguridad, la salud y la vida de los pacientes.

Los enfermeros también  dicen “basta ya” al retraso en el desarrollo de la prescripción enfermera, porque creen que  pone en  riesgo el trabajo de una profesión que asume, por responsabilidad y para que el Sistema siga funcionando, competencias para las que no tienen cobertura jurídica desarrollada; así como a dificultar y no desarrollar plenamente unas especialidades establecidas por Ley y financiadas por el Sistema Nacional de Salud, que son imprescindibles para garantizar la seguridad de los pacientes e impulsar el desarrollo profesional enfermero. 

Además, solicitan que se deje  de cuestionar la madurez y los avances de una profesión que entiende el nuevo título de Grado Universitario en Enfermería como una conquista irrenunciable ganada durante años de sacrificio, formación, compromiso y esfuerzo, con el único objetivo de prestar un mejor servicio a los ciudadanos y garantizar una mayor seguridad a los pacientes.