728 x 90

Día Nacional contra las agresiones al personal sanitario: El Colegio de Enfermería de Cantabria ha registrado 7 agresiones a enfermeros en 2012

  • 20/03/13
img

La cifra es elevada teniendo en cuenta que sólo del 4 al 5 por ciento de los enfermeros las denuncia

La cifra es elevada teniendo en cuenta que sólo del 4 al 5 por ciento de los enfermeros las denuncia

Siete enfermeros cántabros han denunciado en el Colegio de Enfermería haber sufrido agresiones por parte de sus pacientes. Una cifra significativa si analizamos los estudios que se han realizado sobre este asunto, que indican que sólo del 4 al 5 por ciento de los enfermeros que sufre agresiones físicas las denuncia, y ninguno denuncia las verbales.

El Colegio profesional cántabro, que ha hecho públicos estos datos porque hoy se celebra del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, solicita el apoyo de la Administración para proteger al colectivo.

La presidenta de la entidad colegial cántabra, Rocío Cardeñoso, asegura que “esta cifra de siete agresiones en sólo la punta del iceberg”, y solicita a las autoridades sanitarias que realicen el máximo esfuerzo para proteger al colectivo enfermero “porque está ante un problema muy grave”.

Según Cardeñoso, “es vital garantizar la seguridad de los enfermeros y sobre todo es necesario que las direcciones se comprometan y den soluciones rápidas a las situaciones de riesgo ya conocidas , identificadas y recurrentes. Hay muchos enfermeros que se sienten en desamparo y eso no lo podemos tolerar. Además, hay que poner en marcha un protocolo autonómico que unifique y agilice los mecanismos necesarios una vez surge una agresión y trabajar en prevención de situaciones de riesgo”. Además, a la presidenta de los enfermeros cántabros le preocupa mucho la situación de sobrecarga asistencial como consecuencia de la disminución del número de enfermeros porque los estudios reflejan que aumenta el riesgo de agresión, consecuencia de las demoras y falta de tiempo para una atención individualizada.

Y es que los datos demuestran que las denuncias de agresiones registradas son sólo una pequeña muestra de la realidad. Según el “Estudio sobre agresiones a la profesión enfermera”, realizado por el Consejo General de Enfermería, un 33% de los enfermeros españoles ha sufrido una agresión física o verbal en los últimos 12 meses, y de este 33 por ciento, un 3,7 han sido agredidos físicamente, lo que supone un total de 2.928 enfermeros españoles agredidos en un último año.

El estudio también determina que los responsables de las agresiones son, en primer lugar, los familiares y acompañantes (49,8%); en segundo, los propios pacientes (47,3%); y en tercero, otros sin identificar (2,9%). Así como las causas de la agresión, que se encuentran, en más del 40 por ciento de los casos, en la frustración de no ver satisfechas sus expectativas de atención del personal sanitario en cuanto a tiempos y pruebas diagnósticas; en el 27 por ciento en el desacuerdo en valoraciones o diagnósticos; y en 12 por ciento en la no aceptación por parte del personal sanitario de demandas.

Por otra parte, el documento informa de que se han detectado agresiones en todos los servicios asistenciales, aunque en los de urgencias hospitalarias existe mayor riesgo porque han registrado el 51 por ciento de los incidentes; seguidos los centros de atención primaria, con un 33,5 por ciento de las agresiones; y de las plantas de hospitalización, en las que ha habido el 15 por ciento.