El Colegio de Enfermería de Cantabria otorga el III Premio Candil al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus

  • 21/02/20
img

La Junta Directiva  del Colegio de Enfermería de Cantabria ha decidido,  por unanimidad,  otorgar  el III “Premio Candil 2020”  al Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS),    por su aportación a la difusión de los valores  enfermeros con acciones como  la proclamación  del 2020 como el Año Internacional de las Enfermeras,   a las que define como “profesionales  invaluables para la salud de las personas en todas partes sin las que no lograremos los objetivos de Desarrollo Sostenible ni la cobertura sanitaria universal”.

Y es que para el director general de la OMS las enfermeras de su país,  Etiopía,  «son la columna vertebral del sistema de salud reformado, ayudando a garantizar que pudiéramos prestar servicios esenciales en nuestro vasto país de 100 millones de personas, muchas de ellas  en regiones remotas y rurales. Y al mismo tiempo, las enfermeras permanecieron estrechamente vinculadas a las comunidades, aumentando el alcance y el impacto de nuestro sistema». Así lo manifestó por escrito en el 2017 a un grupo de enfermeras que  trabajaron  en la campaña internacional  “Nursing Now!” que se  presentó ese año  en el Congreso Internacional de Enfermería.

En esa misma misiva de respuesta de Tedros Adhanom -antes de su  elección como director general de la OMS- también  afirmó que «si soy elegido Director General,  las enfermeras tendrán mi apoyo total a su campaña para aumentar la visibilidad, la formación y los sistemas de apoyo. También puedo comprometerme a contar con personal que represente a la comunidad enfermera dentro mi equipo en la OMS porque creo firmemente que la voz y la perspectiva enfermera proporcionarán una contribución esencial para lograr la cobertura universal de la salud –mi máxima prioridad–, para prepararnos mejor para emergencias, priorizar las necesidades de salud de mujeres, niños y adolescentes, abordar los impactos del cambio climático y más ampliamente reformar la OMS».

Asimismo, Adhanom ha demostrado un gran interés en trabajar con la enfermería en el futuro asegurando  comprender «los roles críticos que desempeñan las enfermeras en los sistemas de salud» y afirmando que  «estoy de acuerdo con la recomendación del informe de que debemos dedicar más atención y recursos a la enfermería».

El Premio Candil nació hace tres años con el propósito de reconocer, estimular y promover la labor de personas, instituciones o colectivos que  hayan destacado en su trayectoria profesional en la defensa y promoción de la Enfermería en el Mundo, y con el objetivo final de reconocer y visibilizar la profesión enfermera y ensalzar su carácter holístico, cercano, profesional y científico, algo que,  según la presidenta del Colegio de Enfermería, Rocío Cardeñoso, ha logrado ampliamente el director general  de la OMS, institución que es  la máxima autoridad  sanitaria en el Mundo. 

La entidad colegial ya ha escrito una carta al nuevo galardonado invitándole a que venga a Cantabria a recoger el Premio en algunas de las convocatorias destacadas que el Colegio celebra a lo largo del año, como San Juan de Dios o el Día Internacional de la Enfermería (DIE), aunque aún no ha recibido respuesta de la institución.

El Premio Candil  surge de la necesidad de poner en valor los efectos positivos que el trabajo enfermero aporta a la sociedad desde el ámbito del cuidado, la promoción de la salud y la prevención. Y el nombre elegido para visibilizar este reconocimiento, “Candil”, se debe a Florence Nightingale, precursora de la enfermería moderna, que precisamente ha tenido mucho que ver en la proclamación del Año Internacional de las Enfermeras  por parte de la OMS,   porque también  conmemora el  segundo centenario de su muerte.

Y es que  Nightingale se considera la creadora de la Enfermería moderna porque  durante la guerra de Crimea,  en 1854, cuando todo el equipo de enfermeras y médicos se había retirado a dormir,  hacía rondas en solitario para observar el estado de los pacientes y asistía desde el punto de vista emocional a quien necesitara de consuelo y aliento,  tal es así que entre los soldados se ganó el seudónimo de” la dama de la lámpara”,  en alusión a la lámpara turca que portaba para iluminar su camino cuando diariamente recorría los pasillos llenos de soldados heridos, un candil que ha dado nombre al Premio del Colegio de  Enfermería de Cantabria.

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas