El Colegio de Enfermería solicita la retirada inmediata del programa "Peso y salud infantil" que la Consejería y el Colegio de Farmacéuticos han puesto en marcha

  • 13/11/19
img

Las farmacias no son centros de atención sanitaria, ni espacios donde los niños tengan que acudir para aprender hábitos de vida saludable

La  Presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria, Rocío Cardeñoso, ha solicitado por escrito a la Consejería de Sanidad  la retirada inmediata del programa “Peso y salud infantil”  que el Colegio de Farmacéuticos  ha presentado el lunes para para  detección precoz de la obesidad en los niños porque “detectar y fomentar los estilos de vida saludables de esta Comunidad Autónoma ya se hace en los Centros de Salud a través de los profesionales enfermeros y no debe realizarse en las farmacias, que son negocios privados  con ánimo de lucro y no centros de atención sanitaria”.

 

Según Cardeñoso, que firma la carta en representación de los enfermeros cántabros, las Sociedades Científicas enfermeras y el Consejo General de Enfermería de España, Cantabria no tiene un problema  para la detección de sobrepeso y/o de obesidad infantil y esta población está perfectamente identificada por los equipos de Atención Primaria,  y no es función de las farmacias  la realización de actos sanitarios,  ni deben  medicalizar la promoción de la salud.

 

La presidenta de la entidad colegial enfermera  también destaca que siente esta decisión tan poco afortunada de la Consejería y lamenta  que se haya puesto en marcha sin contar con la opinión de la profesión enfermera, que  es  la que atiende desde el momento del nacimiento  a todos los niños de Cantabria dentro de la atención sanitaria pública y a través del “Programa del niño sano”.  Y concluye que “no se trata de pesar más a los niños sino de desarrollar proyectos para la salud serios que cambien hábitos de vida en el entorno habitual y cotidiano de los niños, pero no en las farmacias”.

Menú NOTICIAS

Noticias destacadas