728 x 90

El Colegio de Enfermería lamenta la nueva dimisión de la Dirección de Enfermería de Atención Primaria y pide a la Consejería el cambio de la gerente, Alicia Gómez

  • 27/09/19
img

La Junta Directiva del Colegio de Enfermería de Cantabria lamenta la segunda dimisión del equipo de la Dirección de Enfermería de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud y pide el cambio de la gerente de AP, Alicia Gómez.  La entidad colegial asegura que estas dos renuncias, presentadas en bloque en menos de un año,  se han producido por los problemas y las discrepancias con respecto a la gestión de la demanda urgente (sin cita) y por la dificultad de la actual gerente para  dialogar con la profesión enfermera y lograr un acuerdo de consenso, por lo que piden su cese.

La presidenta del Colegio de Enfermería, Rocío Cardeñoso, afirma que “hemos empezado esta legislatura igual que acabamos la anterior, con una gerente que no ha  sabido solucionar  los problemas de AP,  agravado por la instrucción que regula la gestión de la demanda urgente que  ha ratificado  e instaurado de forma unilateral, y “como premio” la Consejería es la única gerente que mantiene en el puesto, algo que no entendemos ni compartimos”. Cardeñoso añade que “lamento  y siento muchísimo que el colectivo enfermero siempre acabe  siendo la cabeza de turco de los fallos de un sistema sanitario biomédico y que no se considere necesario el desarrollo de un plan integral para la mejora de la Atención Primaria, algo que el Colegio lleva solicitando hace más de una año y que la gerente ha demostrado no tener ninguna intención de desarrollar,  a la vista de las decisiones e instrucciones que está dando”.

Rocío Cardeñoso añade que es importante un cambio en Atención Primara  que desarrolle un modelo en el que primen los intereses de los pacientes y no los de colectivos profesionales,  y vuelve a ofrecer al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez,  los informes  que ha desarrollado la entidad colegial para solucionar los problemas  que ha suscitado el cambio de horario a 35 horas semanales que se estableció desde mayo y generó una instrucción de la demanda urgente sin cita que crea  constantes conflictos,  hasta el punto que ha llevado a dimitir a dos equipos completos de Dirección de Enfermería.

En este sentido, el Colegio propone que la demanda urgente sin cita se gestione derivando a los pacientes a los servicios médicos, cuando así lo necesiten, y a las consultas enfermeras en el caso de que requieran cuidados o actos enfermeros, siempre respetando las competencias de ambos colectivos profesionales.

Ante esta situación, Cardeñoso concluye que “si queremos retomar una etapa de planificación y mejora con un buen proyecto para  AP  no se puede mantener al mando a la persona que ha generado un caos organizativo en los centros de salud de Cantabria”.